24 de diciembre de 2022

Consejero Ojeda hizo un llamado al Gobierno Regional a destacar proyectos innovadores como la planta desalinizadora de isla Cheniao

EL Consejero Regional, Andrés Ojeda, hizo un llamado a darle importancia a los proyectos que financia el Gobierno Regional de los Lagos, para avanzar en la dotación de servicios básicos, que pueden beneficiar a las localidades más apartadas del archipiélago de Chiloé.

Tal apreciación lo dio a conocer en la sesión plenaria del Consejo Regional de los Lagos, al dar cuenta que hace algunos días visitó la planta desalinizadora en la isla de Cheniao, en la comuna de Quemchi, donde el agua de mar se transforma en agua potable, gracias a un proyecto piloto que ejecutó la Universidad de Concepción con recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad, del Gobierno Regional de los Lagos, FIC.
El Consejero Ojeda indicó que proyectos de esta naturaleza se pueden implementar en localidades de las islas del archipiélago de Chiloé y la región para resolver el tema del déficit hídrico, entendiendo que se tratan de obras muy prácticas y de muy bajo costo, utilizando inclusive energía solar.
“Fuimos a entregar para su funcionamiento en isla Cheniao, una planta desalinizadora de agua salada de mar y resulta que pudimos constatar en terreno, que es una muy buena solución, una planta que entrega mil 500 litros de agua por hora, además funciona con energía solar y es una solución muy práctica, muy eficiente y eficaz para las zonas costeras del archipiélago de Chiloé y de la región, pero creo que le hemos tomado poca relevancia como Gobierno Regional a esa solución, considerando que se pueden generar otros proyectos de ese mismo estilo en otros sectores”, expresó el Consejero Ojeda.
Agregó que este tipo de plantas son factibles de implementar en sectores que lo necesitan y que no tienen factibilidad de agua por ejemplo y porque además se demoran muchos años, los proyectos tradicionales de agua potable rural o servicios sanitarios, como se le denominan actualmente.
Recordó que el proyecto de la planta desalinizadora de isla Cheniao, es un proyecto piloto, financiado por el Gobierno Regional y ejecutado por la Universidad de Concepción.
El Consejero Andrés Ojeda, indicó que para tener un conocimiento real del proyecto, han concordado con consejeros de diversas comisiones del Consejo Regional, visitar la planta desalinizadora de la isla de Cheniao en el mes de Enero, cuando se registre la conexión de la red de agua potable a los hogares de la localidad.
“Nos pusimos de acuerdo algunos consejeros para visitar esta planta en Enero, porque ahí se va a hacer también la conexión a las casas, hoy está la matriz central que pasa por el camino principal de la isla de Cheniao, pero le falta conectar los arranques y eso lo va hacer la comunidad través de un estilo minga con el municipio y eso va a ocurrir en Enero, estamos hablando siempre del agua potable y del agua potable y acá tenemos algo que está funcionando de verdad, que va de punta en lo que es tecnología, yo tuve el privilegio de probar el agua y no tiene nada que envidiarle a un agua mineral embotellada”, explicó el personero.
EL Consejero Andrés Ojeda, señaló que si bien el tratamiento de la desalinización genera una leve contaminación, es muy poco con respecto al beneficio que entrega este tipo de proyecto al dotar de agua potable a una comunidad apartadas, que carecen de este elemento básico.
El personero añadió que al parecer el Gobierno Regional de los Lagos no le ha dado la importancia que tiene que este tipo de proyectos, más cuando en las islas del archipiélago el costo de consumo de energía pasando los 100 watts es altísimo, por lo tanto al utilizar energía solar reduce los gastos.